Mostrando todos los resultados 3

El mejor cojín de lactancia

El cojí­n de lactancia es uno de los accesorios fundamentales en la época de la lactancia materna. Y es que el cojín de lactancia puede mejorar mucho la experiencia que vivas durante esta época de amor con tu bebé.

La posición en la que das el pecho a tu bebé es fundamental para favorecer un buen agarre del recién nacido, y desechar experiencias negativas o traumáticas, tanto para la mamá como para el bebé.

Por eso, contar con un buen cojí­n de lactancia facilitará este momento.

Tipos de almohadas de lactancia materna

Encontrarás diferentes tipos de almohadas de lactancia:

  • Almohadas con forma de C, ergonómicas y fabricadas específicamente para este fin. Una vez termines de dar el pecho sirven para apoyar al bebé, erguido o sentado.
  • Un gran cojín alargado. Este tipo de cojín maternal es perfecto para utilizarlo antes de tener al bebé, y dormir mejor durante el embarazo. Puedes colocarlo entre tus piernas, y abrazarte a él con los brazos. De esta manera conseguirás equilibrar tu cuerpo, y adoptar una postura cómoda y ergonómica en esta difícil época del final del embarazo.
  • El cojín que puedes encontrar en algunos nidos de bebé, es también perfecto para utilizar como almohada de lactancia. Tienes un dos en uno.

Beneficios de los cojines de lactancia materna

Te ayudarán a mantener una postura cómoda y ergonómica mientras das el pecho a tu bebé. Facilitan una buena posición de tu espalda, sin sobrecargarla, y evitando contracturas en los hombros, brazos y espalda.

El mejor cojín de lactancia es el que se acomoda a tu forma de dar el pecho a tu bebé, permitiendo una postura cómoda y ergonómica para ambos.