Cómo quitar el hipo al bebé

Al igual que nos ocurre a los adultos, el hipo en el bebé es una situación que produce incomodidad, pero que no es nada más allá que eso. Aún así, es importante saber cómo quitar el hipo al bebé para que la situación no sea demasiado larga, y podamos poner solución lo antes posible.

Tener hipo no es nada importante más allá de la incomodidad que causa.

En este artículo te contaremos los mejores trucos y consejos para saber cómo quitar el hipo al bebé, paso a paso, y de manera fácil.

¿Cómo quitar el hipo al bebé recién nacido?

El hipo del bebé, al igual que el de los adultos, sucede cuando existe una repentina contracción del diafragma que empuja el aire de los pulmones, causando el cierre de las cuerdas vocales, y provocando el espasmo y sonido tan característico.

En los bebés el hipo se produce con una mayor frecuencia, ya que su sistema respiratorio, nervioso y digestivo no es aún lo suficientemente maduro. Aún se encuentra en período de crecimiento, y por ello, se producen este tipo de desajustes que provocan el hipo.

A medida que tu bebé vaya creciendo, observarás cómo van desapareciendo estos períodos de desajustes que lo provocan, y en consecuencia, el bebé no tendrá tanto hipo.

quitar el hipo al bebé

Algunos consejos para quitar el hipo al bebé

Quitar el hipo al bebé no es una ciencia exacta, y a veces puede llegar a ser desesperante por su incomodidad. Pero aquí te vamos a contar algunas maneras sencillas para lograr que esta situación tan incómoda no se haga interminable para nuestros bebés.

  • Si tu bebé comienza a tener hipo colocarlo al pecho suele ser algo que siempre funciona. Les relaja mucho estar con mamá, y como toman la leche les ayuda a respirar con calma y sosiego.
  • Si no le das el pecho al bebé, puedes dar un poco de leche en biberón, ya verás como poco a poco le quita el hipo al bebé.
  • Puede ser que el hipo aparezca en medio de la toma. No dejes de dar el pecho o el biberón, poco a poco desaparecerá. Mientras come, el bebé regula su respiración y le ayuda a liberarse de esta situación que le perturba.
  • A veces el hipo aparece cuando has terminado de dar la toma. En ese caso, lo mejor es ayudarle a eruptar como normalmente, en el hombro y dar unas palmaditas en su espalda. En este caso, serán los gases los que impiden que el bebé respire con normalidad, y ayudarle a liberarlos le facilitará una respiración tranquila y sosegada.

¿Por qué mi bebé tiene hipo?

  • El bebé come demasiado deprisa e ingiere aire.
  • Puede ser que el bebé haya comido demasiado.
  • Por una indigestión.
  • Porque haya estado llorando durante un buen rato.
  • A veces los bebés tienen hipo después de regurgitar.

En la mayoría de los casos, el hecho de que el bebé tenga hipo está directamente relacionado con que traga demasiado aire. Por eso, es recomendable que prestes atención a esta circunstancia para que no se dé con demasiada frecuencia, y el bebé se sienta incómodo muy a menudo.

¿Qué hacer si mi bebé tiene hipo?

Ante esta situación tan incómoda y que perturba tanto al bebé, puedes llevar a cabo algunas medidas que ayudarán a tranquilizar al bebé, ayudarle a que regule correctamente su respiración, y se libere del hipo que tanto le trastorna.

  • Puedes intentar relajar al bebé mediante un suave masaje en la espalda. De esta forma, el recién nacido recuperará la calma, y respirará sosegadamente ayudando a que el hipo desaparezca.
  • Dar un poco el pecho, o pequeños sorbos de líquido también es una manera bastante efectiva de librarnos del temido hipo. Le ayudará regular la respiración poco a poco.
  • Cambia de postura, ayúdale a liberar gases, relaja al bebé…todo ello hará que el bebé respire de manera armónica y sosegada olvidándose del hipo.

¿Qué no hacer para quitar el hipo del bebé?

Muchas veces, la cultura popular, el boca a boca, hacen que pensemos en ciertos remedios como opciones. Pero nada más lejos de la realidad.

Hay ciertas costumbres que jamás deberíamos probar en un bebé, porque pueden resultar peligrosas, y no llevan a ninguna parte. Los consejos populares acerca de quitar el hipo al bebé, y que NUNCA debes llevar a la práctica son los siguientes:

  • Nunca tapar la nariz del bebé. Porque con esto sólo conseguirás que tu bebé se asuste muchísimo y que la reacción sea la contraria. El bebé romperá a llorar, y esto provocará aún más hipo.
  • No debes poner unas gotas de limón en su comida o en el agua. El limón es muy ácido para el pequeño, y sólo conseguirás que le duela la tripa.
  • Nunca des bebidas con gas a tu bebé, aunque te cuenten lo efectivo que es. Nunca debes dar este tipo de bebidas a un bebé para quitar el hipo.

Cómo prevenir que el bebé coja hipo

La mejor forma de controlar el hipo del bebé es evitar que lo coja. Por eso, si sabemos que nuestro bebé recién nacido tiene facilidad para tener hipo, lo mejor es evitar ciertas conductas que lo provocan.

  • No dejes que tu bebé llore durante mucho rato sin hacerle caso. Aunque algunas teorías defienden el hecho de dejar llorar al bebé, ya ves que no deberías hacerlo, aunque sólo sea para evitar que coja hipo.
  • Trata de que tu bebé no trague demasiado aire en cada toma. Tanto si le das el pecho como el biberón, intenta que sea en la postura correcta, para que el bebé agarre bien cualquiera de los dos, y así evitar que trague aire mientras come.
  • Después de dar la toma al bebé, colócalo con su barriguita sobre tu hombro, o en la palma de la mano, boca abajo, para que así suelte más fácilmente los gases.
  • Si el bebé está sobre excitado tragará más aire, y cojerá más hipo.
  • Si el bebé no tiene hambre, no le obligues a comer.
Summary
Article Name
Cómo quitar el hipo al bebé
Description
Te explicamos algunos consejos para quitar el hipo del bebé, y también para evitar que lo coja.
Author

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 1 =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.